Cuando se habla de corrupción política  en España somos tremendamente laxos con los casos. Somos muy partidistas y poco objetivos. Nos parece mal que un miembro de un partido salga a la luz por corrupción pero siempre tiramos de hemeroteca para encontrar una situación peor de los contrarios.


Parece que debemos convivir con ello, que es un mal menor, que siempre lo ha habido y lo habrá, que es cultural, que otros roban más, que no es para tanto, que son los periodistas, que son los jueces… En fin, siempre hay excusas cuando es de nuestro partido quien es acusado (o incluso condenado). 

Además, la sensación es de verdadera impunidad. No se les ve ir a la carcel, los vemos de vacaciones, en el Congreso o en el Senado, manteniendo el cargo público mientras se desarrolla la investigación en una situación al que nos hemos acostumbrado.

Me vienen a la cabeza dimisiones de ministros por copiar la tesis doctorales o por esconder infracciones de tráfico… Eso sí, no en España.

Pero ¿cómo la definimos?: “Como abuso de poder o mala conducta”. Es decir, un corrupto sería todo aquel que, aprovechándose de su posición pública, saca un beneficio económico o de otra índole para el o su allegados. 

Desde mi punto de vista, hay cinco grandes tipos de corrupción pública:


a) “Mordidas” Aquellos contratos, adjudicaciones o de cualquier otra índole donde el pago total se incrementa para que reciba alguien un parte del importe.

b) “Favores” Aquellas asignación de gasto público a empresas privadas que, no habiendo un pago directo, si lo ha habido antes en base a regalos al corrupto. Aquí hay que añadir la inseguridad jurídica que se produce cuando las normas se cambian para beneficio de unas empresas sobre otras.

c) “Derroche” Aquellos cargos públicos que, con el fin de mantenerse en el poder, realizan obras muy por encima de las posibilidades reales de la entidad pública o usan el dinero público para su beneficio personal. 

d) “Robo” El que se lleva dinero directamente de la “caja”

e) “Enchufismo” ejemplo, los puestos de confianza de la administración. No son los mejores, son los mas serviles.

Creo que leyendo un día el periódico podemos encontrar casos de cada grupo. Pero, más allá del coste político o penal si existiese, que impacto tiene para el ciudadano:

1) Mayor gasto público: se estima en un 1% al 2% el coste total sobre el PIB. Es decir, en el caso de España entre 10.000 y 20.000 Millones de euros.

2) Menor recaudación y/o mayor tipo impositivo: el ejemplo es una de las mejores maneras de enseñar. En España, el ejemplo de nuestros políticos nos lleva a relajar nuestras obligaciones fiscales (facturas sin iva, declaración de la renta, etc…) lo que hace subir los tipos fiscales para compensarlo. El que paga, paga más.

3) Reducción de la inversión: en este entorno de inseguridad jurídica, amiguismos y mediocridad, la inversión se reduce.

4) Coste de oportunidad: el dinero que se nos va de las manos, podría gástarse en aumentar la productividad de la economía. Ejemplo claro es el AVE, seria mas productivo y barato gastarlo en mejorar el transporte de mercancías ferroviarias y se crearía más empleo y riqueza. Ídem con las obras faraónicas improductivas.

Es decir, se estima que casi 40.000 millones de euros se van todos los años por corrupción. Y esa, es la diferencia entre necesidad de austeridad o no. 

Por todo esto, debemos tener TOLERANCIA CERO CON TODO TIPO DE CORRUPCIÓN. En este caso, no importa quién, lo que importa el qué.


    2 comentarios en “Teoría económica VII: Impacto de la corrupción política.

    1. Gracias por comentar.

      Creo que justificarlo es el peor camino para su erradicación. Da igual el partido o la persona, es una lacra que impide el crecimiento y solo favorece a las élites extractivas.
      En nuestra mano está cambiarlo siendo intolerantes con estos casos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Información básica sobre protección de datos
    Responsable Pedro Barquero Ríos +info...
    Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
    Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
    Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
    Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
    Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.